Batería de Condensadores

Con la batería de condensadores buscamos un ahorro energético, a través de la compensación de la energía reactiva, con ello se reduce o se elimina la penalización por consumo de energía, con el consecuente ahorro en la factura de electricidad.

 

Son equipos que permiten reducir la demanda de energía reactiva de la red, facilitan la estabilización y calidad del suministro eléctrico, optimizando el dimensionamiento, capacidad y el rendimiento de la instalación eléctrica.

 

La Reactiva, es la energía necesaria para crear y mantener los campos magnéticos necesarios para el funcionamiento de los distintos aparatos eléctricos como los motores, transformadores o lámparas de descarga. A diferencia de la Energía Activa, no se transforma en trabajo, sino se disipa en forma de calor.

 

¿Por qué compensar la energía reactiva?

 ✓  Reducción de la factura de electricidad: tras compensar la energía reactiva, se reducirá o se eliminará la penalización por consumo de energía, con el consecuente ahorro en la factura de electricidad.

✓  Optimización Técnica de la Instalación: la compensación de reactiva evita el sobredimensionamiento de muchos componentes de la instalación:

✎ Reducción de la sección de los cables, debido a la reducción de las pérdidas por sobrecalentamientos.

✎ Reducción de las caídas de tensión en toda la instalación.

✎ Mayor potencia disponible en el transformador. La Potencia Aparente de la instalación se acerca a su potencia nominal en kW, por lo que el transformador de potencia puede entregar más kW.

 

Hay que tener en cuenta la presencia de armónicos en la instalación, puesto que si la frecuencia de resonancia del conjunto batería/inductancia de la red, coincide o es próximo a algún armónico presente en la instalación, provocará resonancia entre ambos con el consecuente calentamiento o incluso destrucción de la batería de condensadores.

 

Por ello resaltamos la necesidad de un buen estudio técnico y económico de la instalación, de sus cargas y componentes, de su consumo de reactiva, de la presencia de armónicos, todo ello para ahorrar en costes y tener una instalación más óptima y eficiente.